martes, febrero 5

Mi abuela y yo

He tenido la mejor infancia del mundo, la verdad que no recuerdo más felicidad en mi vida que la que viví con mi abuela ( bueno hay una que supera todo, cuando nació mi hijo)...
Empece a pasar los veranos con mi abuela cuando tenia seis años, estaba deseando que llegaran las vacaciones para estar con ella. Era una mujer humilde y muy generosa, era perfecta. Se levantaba muy temprano para cuidar a sus animales e ir al mercado, pero no sin antes pasar por mi habitación para darme un beso y preguntarme qué quería para desayunar.
Cuando me levantaba ya tenia mi desayuno con porras y chocolate, y siempre me traía un regalo, una piña, un girasol o cualquier otra cosa que a mi me gustara.
Mi abuela murió cuando yo tenia doce años, pero recuerdo su casa como si hubiese estado ayer, tenia una casa maravillosa, La cocina estaba en el jardín, ella la llamaba la cocina de verano, jajaja, detrás de la cocina estaban los patios de los animales y el baño, cuando ibas al baño las gallinas te seguían  y te picaban, jajajaja..
En la casa tenia cuatro habitaciones, la cocina de invierno, un salón y una despensa, donde no faltaban las tortas y el chocolate ; )

Mi abuela tenia una habitación maravillosa, recuerdo que tenía una cama altísima, yo siempre necesitaba ayuda para subir y dar cariñitos a mi abuelo...
Había una ventana grande y esta daba a un prado lleno de girasoles



Daba mucha alegría asomarse por esa ventana y ver todo un campo lleno de vida.

En el patio de la entrada tenian un árbol maravilloso, un paraíso, en este mi abuelo me puso un columpio precioso.

Recuerdo lo cariñoso y buenazo que era mi abuelo, la verdad que hacían una pareja perfecta, se respiraba mucho amor en esa maravillosa casa.

Cuando mi abuela cocinaba siempre estaba a su lado, la cocina era preciosa, con una gran chimenea, esos pucheros de barro y esas sartenes de tres patas, ella cocinaba en la chimenea y la verdad que no recuerdo unos guisos más buenos



en esta cocina había una ventana que daba al patio, debajo de esa ventana había un lavabo donde mi abuela ponía la fruta y la verdura para lavar, cuando venia una amiga a jugar conmigo, jugamos a las tenderas, una se ponía en la cocina y la otra en el patio, era muy divertido.  



                              Teníamos peso para pesar las compras, la verdad que recuerdo todo esto con una gran nostalgia.


Recuerdo las cortinas de las puertas de entrada muy floreadas, será por eso que me gustan tanto las flores? jajaja


y el salón con una chimenea altísima, muy parecido a este.


Muchas mañanas me iba con mi abuela a la compra, por mi pueblo pasa el río Guadiana, y las casas están a los lados, en los jardines hay árboles frutales y el río se llenaba de manzanas y peras, cuando el río iba bajo mi abuela se remangaba los sayos y se metía en el río a coger la fruta, era toda una odisea jajajajaja..


Una pintura de pueblo

Ahora lo han vallado y todo ha cambiado mucho.
Detrás de esa torre vivía mi abuela.
En este pueblo fue encarcelado Cervantes y allí empezó Don quijote y lo termino en Alcalá de Henares.



Mis abuelos  venian todas las navidades a casa, para ayudar a mi madre y hacer los dulces de navidad, esos días eran tan especiales y la casa olía tan bien, ya os conté esos días maravillosos, pero lo que no conté es que mi abuela me protegía, y si mis padres me reñían o me daban una bofetada mi abuela siempre se ponía delante y les decía ; no peguéis a la chica leñe! y si lo hacéis me voy al pueblo, no lo quiero ver, aissssss mi abuelita, como te hecho de menos.


Cuanta alegría nos daba cuando llegaban y traían tantos regalos ; )

Cuando tenia 10 o 11 años ella me enseño a cocinar, patatas con alcachofas ( que por cierto las comí ayer), tortas de repollo mmmm que ricas, gachas dulces, estas me las hacia todos los días para merendar, a mi me encantaban y ella siempre me daba ese capricho, gachas de almortas, deliciosas.
os dare la receta de tortas de repollo, veréis que ricas, y cuando hagais cocido podréis acompañarlo con estas tortas, aunque yo me las hago muchas veces para cenar.
Aun recuerdo el día que murió mi abuela, estaba en el colegio y cuando llegue a casa no estaban mis padres, se habían ido al pueblo, no recuerdo un dolor mas agudo que el saber que ya no la podría ver mas, estaba muy enfadada porque mis padres no me llevaron al pueblo a despedirme de ella, aun hoy me emociono mucho. Le dio una embolia cuando estaba haciendo unos recados a una vecina y en dos días murió.


Cuando mis padres volvieron se trajeron a mi abuelito, el estaba muy triste y desolado, pero poco a poco volvió a sonreír, estuvo viviendo con nosotros durante diez años, hasta que murió.
Mis tías y mi madre enseguida vendieron la casa de mi abuela, yo no entendía como lo podían hacer, la casa de mi abuela se evaporaba también.
Cuando murió mi mami, lleve las cenizas al pueblo y la puse con su madre, era la primera vez que veía la tumba de mi abuela y desde entonces no puedo entrar a los cementerios.
Después me fui a su casa y me senté al lado de la puerta, no recuerdo cuanto tiempo pasó pero fue bastante. Me decidí a llamar y salió una señora mayor, le dije que si me podría enseñar la casa, esta era de mi abuela y me gustaría pasar, esta señora conocía a mi abuela y fue muy amable y me dejo pasar, pero no sin antes advertirme que la casa estaba como almacén y habían tirado las paredes, de todas formas pase, el jardín estaba intacto y la cocina de invierno, lo demás estaba lleno de maderas y hierros, pero aun así me encanto ver la casa. Siempre había pensado que cuando vendiera mi casa iría a comprarla y la volvería hacer como ella la tenia, pero la fatalidad que por un puñetero juez me quito mi casa y esta ilusión se fue al traste, como casi todas.
Ahora tengo muchas ganas de volver y comprar el delicioso pan, las harinas, el queso y las tortas, todo esto me recuerda a ella y me hace tan feliz.
Aunque mi abuela no este, yo sueño mucho con ella y cuando lo hago me levanto super feliz.


Mi abuelita y yo

Siempre te recordare, siempre...




A mi abuelita le gustaban mucho las margaritas y los girasoles
Con mucho amor para ti belleza.




                                                     






20 comentarios:

  1. Que bonito relato, yo también viví mucho con mi abuela. Bsss.

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonitos son los recuerdos, revividos con tanto amor!
    Ha quedado una historia preciosa y si has revivido momentos felices de tu infancia, solo puedo agradecertelo por compartirlo.
    Besos bonita.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  3. Me has hecho revivir muchas vivencias personales con la mia
    Ha sido precioso como lo has relatado
    Ahora yo sy abuelo y me encantaria que mi nietita me recordara con tantisimo cariño...Creo que estoy haciendo meritos para que sea a sí...jeje Besos

    ResponderEliminar
  4. madre mía que historia tan bonita!!! llena de recuerdos, amor, cariño... tantos detalles! me recuerda a mi relación con la mía, también murió cuando tenía yo 12 años... ais, las abuelas!!! ojalá esta noche vuelvas a soñar con ella! mil besos

    ResponderEliminar
  5. Muy lindos recuerdos Cheloca, mi infancia también fue muy feliz .Viví vacaciones muy parecidas a las tuyas con mi abuelita, es muy lindo recordar esos días maravillosos.
    Que tengas una linda semana.
    Besos.

    ResponderEliminar
  6. ¿Cómo se llamaba tu abuela ??
    Que preciosidad de relato, acompañado por tan hermosas fotografías, se soñado, he ido pisando junto a tu relato cada estancia, jardín, camino...
    ojalá la vida te devuelva esa casa, no desespere, nunca se sabe, pero quédate con ese regalo que te dió la vida, esas vivencias junto a ella, junto a ellos, es lo más hermoso que tienes en el corazón y que nadie podrá quitarte
    ^^

    besos gordos,
    abrazo apretao'

    gracias
    (y otro día nos vas poniendo las recetas.. me encantaría )

    ResponderEliminar
  7. Un abrazo grandote para ti mi dulce Meira

    ResponderEliminar
  8. Gracias Lourdes, un gustazo verte por aquí y tan cerquita ; )
    ais las abuelas cuanto cariño y amor nos ha dado...
    Besos guapa

    ResponderEliminar
  9. Gracias mi dulce Chary, me encanta compartir con vosotras estos relatos porque sois muy agradecidas, te quiero belleza

    ResponderEliminar
  10. Amantísima muchas gracias por tu mensaje, seguro que tu nieta te recordara con tanto amor como yo a la mía, un abrazo

    ResponderEliminar
  11. Maríbi muchas gracias por tu bello comentario y tu visita.
    Que causalidad perder a la abuela a la misma edad, verdad que la echas de menos? seguro que esta semana sueño con ella, lo hago muy a menudo, con mi madre también, aisss como las echo de menos, mi abuela era mayor cuando murió, pero mi mami solo tenia mi edad 56 años...

    ResponderEliminar
  12. Pues animate mi dulce Cavi, y cuenta tu historia te hará bien y te emocionaras como yo lo he hecho.
    Gracias pesiosa por estar tan cerca, te quiero.

    ResponderEliminar
  13. Mi abuela se llamaba como mi mami, Piedad.
    Muchas gracias mi dulce Elia, lo he hecho con todo mi corazón, para mi ella lo era todo, junto a mi mami, y sobre todo mi hijo.
    Nunca he querido a nadie como les quiero a ellos.
    Esta difícil que pueda comprar esa casa, pero quien sabe la vida da muchas vueltas, pero la ilusión la he perdido mi niña.
    La casa de mi abuela era tal y como he puesto las fotografías, he estado muchas semanas buscando algo parecido y lo he encontrado.
    Las vivencias con ella nunca las voy a olvidar fueron increíbles, que bella era mi abuelita!
    Claro que si, otro día pongo receta y con fotos, porque esta noche voy hacer las tortas de repollo ; )
    Te quiero princesa!

    ResponderEliminar
  14. Que preciosidad de post!!me ha encantado, precioso todo al igual que las imagenes,besos grandotes

    ResponderEliminar
  15. Dezazu, muchas gracias preciosidad!
    Me alegra que te guste ; )
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Me ha encantado esta entrada que de recuerdos, que añoranzas.gracias por contarnolo.
    un bso.

    ResponderEliminar
  17. Cuantas vivencias¡¡¡mi abuela tambien tenia una cama super alta,y yo tenia un columpio en un pajar donde mi hermana y yo pasabamos largos ratos juntas que bonito¡¡¡Besos May

    ResponderEliminar
  18. Gracias Pilar por tu visita y tu comentario, un abrazo

    ResponderEliminar
  19. Que bonito todo lo que explicas, los abuelos..., me acuerdo de cuando Era más jovencita y mis abuelos por parte de madre tenían un terreno con una cocina de verano también jaja, Era divertido comer al aire libre toda la familia unida. Los sigo teniendo a los dos pero ya mayorcitos, 82 años pero siguen cocinando tan bien como siempre, se hacen querer mucho. Lastima que no conocí a los padres de mi padre...
    Escribes genial, voy viendo un estilo parecido al mío, sí tienes que reirte lo haces así jajaja, como to, seguiré con gusto tu blog y me encanta tú firma.
    Besos

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios, sois muy generosas.