lunes, noviembre 26

 Mi hijo 1980                  

                                                                         
 Carta a un hijo

Mi querido hijo, el día que me veas vieja, te pido. . . por favor que tengas paciencia, pero sobre todo trata de entenderme.
Si cuando hablamos, repito lo mismo mil veces, no me interrumpas para decirme "eso ya me lo contaste" solamente escúchame por favor. . . Y recuerda los tiempos en que eras un niño y yo te leía la misma historia, noche tras noche hasta que te quedabas dormido. Cuando no me quiera bañar, no me regañes y por favor no trates de avergonzarme, solamente recuerda las veces que yo tuve que perseguirte  con miles de excusas cuando eras un niño. Cuando veas mi ignorancia ante la nueva tecnología, dame el tiempo necesario para aprender, y por favor no hagas esos ojos y esas caras de desesperado. Recuerda mi querido hijo, que yo te enseñé a hacer muchas cosas como comer apropiadamente, vestirte y peinarte por ti mismo y como confrontar y lidiar la vida.
El día que notes que me estoy volviendo vieja, por favor, ten paciencia conmigo y sobre todo trata de entenderme. Si ocasionalmente pierdo la memoria o el hilo de la conversación, dame el tiempo necesario para recordar y si no puedo, no te pongas nervioso, impaciente o arrogante. solamente ten presente en tu corazón que lo más importante para mi es estar contigo y que me escuches. Y cuando mis cansadas piernas no puedan caminar como antes, dame tu mano, de la misma manera que yo te las ofrecí cuando diste tus primeros pasos. Cuando estos días vengan, no debes de sentirte triste de verme así, solo te pido que estés conmigo, que trates de entenderme y ayudarme mientras llego al final de mi vida con amor, y con mucho cariño por el regalo de tiempo y vida que tuvimos la dicha de compartir juntos, te lo agradeceré con una enorme sonrisa y con el inmenso amor que te tengo, solo quiero decirte que te amo, mi querido hijo.

Mamá

Esta carta la he visto en internet, y me ha gustado tanto que la he traído a mi blog.









                                                             




                                                               













8 comentarios:

  1. ¡Que bonito Cielo!
    Me encanta esta carta,
    y también deseo que las
    peticiones que hacemos a
    un hijo, no sean necesarias
    y ellos sepan afrontar de la
    mejor manera nuestra vejez.
    Te deseo lo mejor amiga Cielo
    y que no decaiga tu ánimo.
    Besos.
    Chary :)

    ResponderEliminar
  2. No estoy desanimada mi querida Chary, y aun soy joven para que me pase lo que dice la carta.
    Es una carta que he encontrado en internet y me ha encantado escribirla en mi blog y para acompañarla he puesto la foto de mi hijo, pero estoy genial, ya hace tiempo que no lloro, aunque si me emociono muchas veces.
    Un abrazo enorme preciosa.

    ResponderEliminar
  3. Hola Cheloca, muy lindo lo que dice la carta, ya la había leído este año, por una situación muy dolorosa llego a mis manos, pero en fin la vida continúa y hay que sobreponerse.
    La foto de tu hijo muy linda.
    Que tengas un bello día.

    ResponderEliminar
  4. Con lágrimas en los ojos estoy..
    es preciosooo!!!

    abrazos

    ^^

    ResponderEliminar
  5. Me alegra mi querida Cavi, todo dolor va pasando .. Aunque deje sus pequeñas heridas, esas heridas que de vez en cuando sangran y vuelve a dolernos.
    Pero las mujeres estamos hechas de una pasta muy especial mi querida amiga, y podemos con todo...
    Te quiero mucho mi querida Cavi.
    Si, mi hijo esta y era guapisisisisisisisimo, en la foto esta hecho una monada.
    Muchos besos dulces, y un abrazo muy cálido..

    ResponderEliminar
  6. Mi dulce emocionada y adorable Elia..
    Un abrazo muy cálido preciosa.

    ResponderEliminar
  7. gracias Meyra, eres un encanto. Muac!

    ResponderEliminar

Gracias por vuestros comentarios, sois muy generosas.